Archivo de la etiqueta: reputación

No basta con decirlo, hay que certificarlo

En un entorno que demanda acciones en lugar de solo buenas intensiones, contar con una o más certificaciones otorga a la empresa una mayor credibilidad respecto a su implicancia social y medioambiental.

La certificación del buen accionar, por supuesto, es algo voluntario.  Y, aunque es una tarea que demanda de la empresa dedicación y recursos, las recompensas lo justifican plenamente. En primer lugar, porque su impacto positivo en la reputación corporativa incide también de manera favorable en su rendimiento económico. Así mismo, la oferta turística se hace más atractiva y puede elevar el servicio final hacia estándares de excelencia, con lo cual el visitante se verá beneficiado con el disfrute de destinos en buenas condiciones.

 

Las certificaciones ayudan a cubrir los vacíos legales en aspectos sociales y ecológicos que existen en las zonas vulnerables.

Así, en materia de responsabilidad social medioambiental, es posible citar dos normas principales: la ISO9001 para la certificación en calidad, y la ISO14001 para la certificación en medio ambiente. También se espera conseguir más avances en RSC con la reciente implementación de la ISO26000, una guía para orientar a las empresas hacia principios básicos de responsabilidad social a ser incluidos en las estrategias, procesos de producción y prácticas empresariales.

Por otro lado, citamos el EMAS (Eco Management and Audit Scheme o Eco-Audit), establecido para la certificación de los sistemas de gestión ambiental que, a diferencia de la norma ISO, es más exigente y permite la elaboración de un informe público medioambiental de la empresa. A su vez, en temas de auditoría social podemos destacar el SA 8000 de la Social Accontability Internacional (SAI), que reconoce la gestión de la responsabilidad social de las empresas con entornos laborales justos y prácticas comerciales transparentes.

Mención a parte para la norma de empresa SGE 21, Sistema de Gestión Ética y Socialmente Responsable, que permite la auditoría voluntaria en este campo. Esta norma fue lanzada en el 2008 por el Corporate Social Responsability (CSR) y en España la gestiona Forética. Se trata de un completo estándar europeo, pues cubre nueve áreas de gestión: alta dirección, clientes, proveedores, personal, entorno social, entorno ambiental, inversores, competencia, y administraciones públicas.

Destaca en el sector la Certificación BIOSPHERE, promovida por el Instituto de Turismo Responsable (ITR), que reconoce y certifica destinos, empresas, establecimientos y productos turísticos  que operan bajo modelos de gestión sostenible a nivel internacional. Este sistema de certificación privada es voluntario y se basa en principios fundamentales del desarrollo sostenible.

Por su parte, el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), ha reconocido a más de 2.000 establecimientos turísticos por el  esfuerzo realizado en la implantación de sistemas de calidad, otorgándoles el sello de Calidad Turística Española, conocida como la Marca “Q”. En FUTURALIA 2010 tuvimos como ponente al Director General del ICTE, Fernando Fraile, quien aprovechó en invocar a las entidades dedicadas a otorgar las certificaciones para que “sean más exigentes en criterios de sostenibilidad”.  En el caso del ICTE, tienen normalizados 19 subsectores turísticos desde una filosofía de gestión de la calidad y de mejora continua de los servicios.

Finalmente, mencionamos la certificación Green Globe , usada en más de 83 países, con protocolos de certificación aplicables a todos sectores e instituciones del Turismo. El Director General de Green Globe España (GrupoNatura), Javier Dalmau, también ponente en la pasada edición de FUTURALIA, indicó que su implantación supone “un ahorro de costes de entre un 5% y un 25%”.

Desde aquí te puedes descargar la crónica de futuralia 2010, con el detalle de las ponencias desarrolladas http://www.nexotrans.com/pdf/especial-futuralia2010.pdf

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Inicio

Diversificar para sobrevivir

En los últimos años, diversos actores del sector turístico vienen anunciando la necesidad de trabajar a favor de lograr un equilibrio entre su desarrollo y la conservación del entorno.

En la primera edición de Futuralia, en el 2008, contamos con la intervención del Secretario General de Turismo y Comercio Interior, Joan Mesquida quien, desde la visión gubernamental, destacaba la necesidad de reformular el modelo hegemónico de sol y playa hacia el cual está volcado el 80% de la oferta turística, y que acusa un fuerte agotamiento. Esto es muy importante, no sólo para asegurar la preservación de la naturaleza en sus costas, sino también para responder a las exigencias de los propios turistas que demandan productos de calidad integral, respetuosos con el entorno que los acoge y el modo de vida de las poblaciones locales.

Izq. Mesa Presidencial de Futuralia 2008, intervención del Secretario Gral. de Turismo y Comercio Interior, Joan Mesquida. Der. Abel Matutes, Presidente del Grupo Fiesta y actual Presidente de la Mesa del Turismo.

Así, el turismo español, dada su importancia económica para el país, debe encontrar las oportunidades que aseguren su competitividad y mantengan su posición de liderazgo internacional. También en aquella oportunidad, y ya desde una visión empresarial, Abel Matutes, Presidente del Grupo Fiesta y actual Presidente de la Mesadel Turismo, advirtió que los viajeros actuales demandan cada vez más ofertas mejor posicionadas en turismo sostenible y destinos con reputación ambiental responsable.

De ahí que pensar por ejemplo en el segmento de sol y playa debería implicar la implantación de políticas que hagan sostenible su explotación. Igual de importante es diversificar las opciones de ocio en las regiones costeras y complementar la oferta con el apoyo de otros segmentos del negocio que ayuden a romper con la estacionalidad del sector.

El turismo cultural, turismo náutico, de golf, turismo rural, de convenciones y congresos, entre otros, son opciones con enorme potencial de crecimiento, que incrementan el atractivo de un lugar y ayudan a mantener vigente el flujo de turistas a lo largo del año. En Futuralia 2011 presentaremos algunos casos de éxito en turismo alternativo que destacan justamente por su desempeño armónico con el ecosistema.  

Diversificar las opciones de ocio, para incrementar el atractivo del lugar y mantener vigente el flujo de turistas a lo largo del año.
NOTA
Descárgate aquí la crónica de la primera edición de Futuralia http://www.nexotrans.com/pdf/especial-futuralia2008.pdf

Deja un comentario

Archivado bajo Inicio